En contacto con nosotros

Tel: + 86-757-86906958

Fax: + 86-757-86906959

Mob: + 86-13928582572

E-mail: peace@leizimattress.com

Agregue: 3ro, camino de Zhenye West, parque industrial de Shatou, Jiujiang, districto de Nanhai, Foshan 528200

Inicio > Conocimiento > Contenido
Horario de sueño constante vinculado con grasa corporal inferior Nov 24, 2017

Cómo el sueño puede afectar el peso

Después de seguir a las mujeres durante una semana, los investigadores evaluaron los niveles de actividad, las cantidades de sueño y los horarios de sueño, contrastándolos con las medidas de peso e índice de masa corporal. Aquí hay algunos puntos destacados de su investigación:

 

Las mujeres que dormían entre 8 y 8,5 horas por noche tenían los niveles más bajos de grasa corporal.

 

Dormir menos de 6.5 horas O más de 8.5 horas se asoció con niveles más altos de grasa corporal en mujeres jóvenes.

 

Las mujeres cuyo tiempo de sueño o vigilia variaba en más de 90 minutos tenían mayor grasa corporal que las mujeres que variaban en 60 minutos o menos.

 

Los tiempos de vigilia inconsistentes se asociaron más estrechamente con una mayor grasa corporal que los tiempos de cama inconsistentes.

 

Las mujeres que experimentaron una mayor calidad del sueño también tenían menor grasa corporal que las mujeres que dormían mal.

 

Esencialmente, los investigadores encontraron que tanto las mujeres que dormían de mala calidad, duermen demasiado o muy poco, y las que tenían horarios irregulares eran considerablemente más propensas a tener mayor cantidad de grasa corporal que las mujeres que mantenían horarios regulares de sueño y que dormían mejor.

 

El sueño también se ha relacionado con el éxito y el fracaso de la dieta en otros estudios, con resultados publicados en la revista Obesity que muestran que la pérdida de peso mejoró un 33% en mujeres de 35-55 años que experimentaron un sueño de calidad durante la dieta. La duración del sueño afecta una variedad de factores que pueden influir en la pérdida de peso. Estos incluyen la producción de hormonas como la leptina, que ayuda a proteger al cuerpo de comer en exceso al decirnos que estamos llenos, y la grelina, que afecta los antojos. Un metabolismo lento a menudo ocurre después de la pérdida de sueño, lo que puede reducir los niveles de actividad.

 

Consejos para dormir mejor  

Ya sea que esté en forma o trabajando para perder peso, obtener un descanso bueno y de calidad es importante para la salud física y mental. La ciencia del cierre de calidad se llama higiene del sueño, y los siguientes consejos y prácticas son los que se han encontrado más importantes para obtener una cantidad y calidad de descanso adecuadas.

 

Establezca un tiempo de sueño y despertar consistentes que le permitan obtener de 7 a 9 horas todas las noches. Si bien muchos de nosotros nos habíamos sentado a la hora de acostarnos cuando niños, la ciencia está demostrando que los horarios constantes también pueden beneficiar a los adultos. Además de garantizar que tenga suficiente tiempo para dormir todos los días, esta práctica también puede reducir el riesgo de algunos trastornos del sueño, y como se ilustra en el estudio anterior, establecer un horario de sueño también puede ayudarlo a mantener un peso saludable.

 

Si bien puede no parecer terriblemente emocionante, mantener el mismo horario de sueño los fines de semana ofrece el mayor beneficio. El estudio de Brigham Young mostró que variar el horario en más de 60 minutos afectaba la grasa corporal, pero los investigadores también descubrieron que puede alterar el ciclo circadiano natural, lo que dificulta su funcionamiento en los temidos lunes.

 

Evite comidas pesadas y grasas por la noche, y elimine la cafeína y otros estimulantes varias horas antes de acostarse. Obtenga más información sobre cómo la dieta puede ayudar o perjudicar el sueño en nuestro artículo anterior.

 

Asegúrate de que tu dormitorio esté preparado para dormir, manteniendo fuera los dispositivos electrónicos y otras distracciones. Tu habitación debe estar muy oscura y fresca. Los sonidos pueden mitigarse con tapones para los oídos o máquinas de ruido blanco, mientras que las luces se pueden reducir con persianas o máscaras para los ojos.

 

Asegúrese de que su colchón esté en buenas condiciones para que pueda dormir cómodamente. Si su cama no proporciona suficiente soporte o causa puntos de presión, puede ser hora de reemplazarla. Si el dolor de cuello lo mantiene despierto, puede ser hora de una nueva almohada. Además, no se olvide de lavar las sábanas y las sábanas a menudo para limitar los alérgenos y otras molestias.

 

Comience una rutina antes del sueño para que su cuerpo y su mente estén preparados para la cama. Algunas ideas populares incluyen leer un libro, tomar un baño, hacer un poco de yoga, o simplemente escuchar música relajante. Deben evitarse las actividades física y mentalmente estresantes.

 

Si bien la investigación aún no es definitiva sobre por qué exactamente el sueño afecta el peso o cómo, si está tratando de ponerse en forma, puede valer la pena considerar la mejora de los hábitos de sueño. La mala calidad del sueño también está relacionada con una serie de otros problemas de salud física y mental, por lo que desarrollar una higiene del sueño saludable es una situación en la que todos ganan, tanto para su bienestar como para su cintura.